4 razones por las cuales tu marca necesita una App 📲

Los celulares y por lo tanto todas las aplicaciones, se han convertido en una de las partes más importantes de la vida cotidiana, por lo que no es de extrañar que las empresas busquen la manera de llegar al cliente desde su smartphone.


Si estás pensando en agregar una aplicación a tu estrategia de marca, debes considerar lo siguiente:


Una app te ayudará a presentar tu marca con un valor extra de manera atractiva y utilizable, por lo que debe tener un concepto propio. Una aplicación no es otra forma de presentar lo que hay en tu sitio web.


Que esté disponible para todos es esencial, por lo que debe de estar en la tienda de Apple y en la de Android. Tomando en cuenta que esto requiere una cuota anual en cada una de las plataformas.


Debes mantener a los usuarios involucrados y activos. Lograr la descarga de tu app ya es un logro pero eso no significa que el trabajo terminó.


Una aplicación se desarrolla con el objetivo de promover una marca y mejorar la experiencia del cliente. Es importante que este tipo de aplicación sea un reflejo de la identidad de marca.


Razones por las cuales tener una aplicación


Visibilidad


Los usuarios verán la aplicación todos los días cuando usen su celular. Por lo tanto, siempre estarás en la mente de los consumidores y fortalece el reconocimiento de la marca.


Nuevo Canal de Comunicación


Proporciona a los clientes otra opción para comunicarse contigo. De esta manera, puedes mejorar el servicio al cliente ya que los conocerás mejor, se genera un vínculo de empatía e intimidad.


Recopilar datos para mejorar la experiencia del usuario


La aplicación te proporcionará más datos sobre los usuarios, aprovecha la información que te genera para crear estrategias de marketing más segmentadas, personalizar las notificaciones, mejorar y agregar funciones.


Generar más Ventas


Se puede utilizar para establecer un programa de lealtad y mejorar la interacción entre marca y cliente: atraer al público objetivo, hacer crecer la audiencia, fortalecer la lealtad de los clientes, incentivar la compra y así, aumentar tus ventas.


Se debe analizar qué valor puede aportar una aplicación a tu marca y a la experiencia del usuario, identificar si en verdad puedes ofrecerles lo necesario que los incentive a volver a la aplicación.


Anteriormente, solo las empresas muy grandes tenían aplicaciones, porque eran muy costosas y complicadas de operar. Actualmente, es más accesible y fácil de manejar. Sin embargo, lo más complicado ahora es hacerla conocida, mantenerla actualizada y atractiva. Si lo que buscas es ganar una mayor presencia en el mercado, generar mayores ventajas y visibilidad, tu empresa realmente necesita una.