#COVID-19: Cómo trabajar productivamente desde casa en esta época de distanciamiento social.

El mundo se enfrenta a un gran desafío ahora mismo con el COVID-19. La buena noticia es que varias compañías están siendo conscientes de esto y animan a sus empleados a trabajar desde casa. Aún así, el Home Office puede ser un poco difícil para algunas personas, debido a los diferentes entornos de trabajo y las distracciones en casa que pueden afectar su completa atención.


Para aquellos que estamos trabajando desde casa, reunimos algunos consejos útiles para poder aprovechar al máximo esta práctica de la forma más fácil y productiva.


8 CONSEJOS PARA QUE LOS EMPLEADOS TRABAJEN DESDE CASA DE MANERA EFICIENTE


Designar un buen lugar de trabajo


Por mucho que quieras despertar y trabajar directamente desde la comodidad de tu propia cama, a largo plazo no va a ayudar a tu productividad. Encuentra cualquier otro espacio cómodo y configúralo como tu "oficina" en casa. Lentamente tu cerebro asimilará ese lugar como un espacio laboral, y cambiará a una mentalidad de trabajo cuando estés allí. Intenta usar la silla más cómoda que tengas y una mesa, tu cuello y hombros también lo agradecerán.


Horario de trabajo


Establecer algunas horas de trabajo rígido, donde se apaga todo y se centra la atención en lo que se necesita. Incluso, si no tienes que mantener las mismas horas que tenías cuando ibas a trabajar, intenta tener algún tipo de rutina regular ya que esto te ayudará a mantenerte productivo. Usar ropa diferente al pijama, ayudará a tu mente a entender que es tiempo de trabajar y no de relajarse, lo que tiende a aumentar tu productividad, te vigoriza y te mantiene con el foco puesto en el trabajo.

Estructura tu día planificando qué tareas deben tener prioridad y cuántas horas vas a dedicar a cada una. Tener un calendario completo de proyectos y emprendimientos en espacios específicos, ayuda a mantenerlos presentes y te mantiene motivado.


Herramientas


Hay mucha innovación en la tecnología que harán la vida laboral a distancia mucho más fácil, por lo que vale la pena investigar regularmente lo que hay ahí afuera para ayudarte.

En relación a la organización de tareas, puedes usar cualquier página de “Pomodoro Timer”, técnica que te ayudará a estructurar tus tareas en períodos cortos con pequeñas pausas para despejar la mente.

Respecto al trabajo en equipo y orientado a resultados, existen múltiples plataformas en línea que te pueden ayudar como Slack, Trello, Hang Outs, herramientas de Google, etc.


Comunicación


Será beneficioso para tí si puedes complementar la comunicación por correo electrónico o texto, con frecuentes interacciones cara a cara, a través de servicios de videoconferencias, y/o de voz, mediante los teléfonos fijos o celulares. Esto te permitirá conectarte con todo tu equipo de trabajo.

Reunirse de forma diaria o semanal para ponerse al día y asegurar que todos estén al tanto del trabajo te dará visibilidad y mejorará la sinergia del equipo. Todos los días tómate unos minutos para interactuar con tus compañeros y hablar de cómo se sienten.


Usar la flexibilidad con sabiduría


Tú sabes mejor que nadie cuando piensas y trabajas mejor, así que aprovéchalo.


Evitar las distracciones


Siempre hay otras tareas domésticas que hay que hacer, sin embargo, es mejor dejarlas para después del horario laboral estructurado, como si no estuvieras en casa.


Asumir la responsabilidad


Comunica cualquier problema que encuentres inmediatamente a tu gerente, cliente o equipo para que puedan buscar recursos adicionales si es necesario.


Tomar descansos


En casa no tienes las indicaciones para los descansos para almorzar o el tiempo fuera de tu escritorio, así que planifica tus comidas, tanto en horario como en menú, aprovecha y toma pequeños descansos,tu cerebro necesita descansar un poco después de ciertas decisiones y trabajos consecutivos, camina unos pasos y no olvides lávate las manos cada hora.



7 CONSEJOS PARA LOS EMPLEADORES SOBRE CÓMO GESTIONAR EL PERSONAL A DISTANCIA

Establecer expectativas claras


Con el trabajo remoto dándole al empleado más control de la estructura del día de trabajo, le corresponde a usted como empleador establecer claramente las expectativas en cuanto a los objetivos.


Supervisar el progreso con regularidad


Al estar fuera de la oficina y sin la posibilidad de interactuar y ponerse al día con sus empleados cara a cara, es de suma importancia programar una videoconferencia con cierta periodicidad para poder ver su progreso y conocer si tienen limitaciones para realizar sus tareas con normalidad.


Interactuar de forma efectiva


Interactuando con los trabajadores remotos, manteniéndolos actualizados sobre las noticias de la oficina y monitoreando los proyectos que tienen en marcha, podrá impulsar su productividad.


Confianza en el trabajador


Si surgen problemas de confiabilidad y confianza del trabajo a distancia, vale la pena tener una conversación sobre si el trabajo remoto se adapta a las necesidades de la persona y la empresa.


Comunicar claramente objetivos


Como empleador, eres más consciente de cómo el trabajo de cada persona está afectando a los objetivos organizacionales a largo plazo, por lo que esto, es algo que tienes que explicarles claramente.


La comunicación es una calle de 2 vías


La comunicación no solo es importante para crear, mantener y celebrar los objetivos y la cultura de la empresa, si no también, para que el empleado pueda expresar sus preocupaciones, brindar feedback y aportar nuevas ideas. Al ser escuchado uno se mantiene comprometido y motivado.


Dé ejemplos


Si no explica a fondo la forma en que desea el trabajo completado, no puede esperar que el trabajador remoto cumpla con sus expectativas.


Como puedes ver, trabajar de forma remota no es tan fácil como parece, hay aislamiento, miedo a perderse de algo y un comunicación no tan fluida como al estar en la oficina.

Para superar esos inconvenientes, un trabajador remoto exitoso tiene que ser proactivo y estar motivado.


Establece una hora de inicio y fin de tu trabajo todos los días. Planifica tu rutina, apunta 3 resultados clave que quieres lograr para el día, y evalúalos al final. La mayoría de la gente trabaja desde su hogar durante estos días, así que es normal tener un poco más de tiempo extra. Úsalo sabiamente.


Tal vez esta "crisis" es sólo una oportunidad para probar que sí se puede laburar desde casa, dándole la posibilidad al empleado de comprobar que este trabajo remoto también puede beneficiar a la productividad organizacional y al empleador de confiar en el trabajo de sus empleados.