Los 3 motivos por los que América Latina se convirtió en el mercado más atractivo para las Fintechs.

Updated: Jul 8

En los últimos 6 años, el financiamiento de fintech de América Latina creció de menos de $50 millones de dólares a más de $2.1 mil millones contabilizando 139 acuerdos. Aunque los negocios y el financiamiento continúan alcanzando nuevos máximos, el camino no ha sido nada lineal.

Presiones sociales, políticas y medioambientales han hecho que el mercado latinoamericano sea altamente volátil. Esto ha provocado que algunos inversores se retiraran de la región y desafió a las nuevas startups a encontrar inversión proveniente de nuevos jugadores.


Sin embargo, durante este complejo periodo las fintechs han demostrado fortaleza.

A continuación, les contamos las principales claves macroeconómicas que ayudaron a que el ecosistema fintech en LatAm permaneciera fuerte más allá de la incertidumbre de los mercados. Estos factores incluyen avances tecnológicos de gran impacto y gran predisposición a la adopción por parte de los usuarios, regulaciones flexibles en favor de la innovación y el ecosistema startup-Fintech, y el crecimiento del mercado y por ende la continuidad del flujo de inversión extranjera.


AVANCES TECNOLÓGICOS Y ADOPCIÓN


En Latino América se encuentran algunos de los países con mayor crecimiento en términos de adopción de internet y dispositivos móviles. La penetración de internet sobrepasa el 66%, mientras que a nivel mundial promedia el 53% según el banco mundial. En relación a la penetración de smartphones, hayamos que también tuvo un gran crecimiento en los países de la región y se estima que se cerró el 2019 entre un 63% y 75%.


Gracias a estos factores, las fintechs vieron la oportunidad para crear productos y servicios 100% digitales y así también trasladar el ahorro de costos en beneficio del cliente final.

REGULACIONES FLEXIBLES EN FAVOR DE LA INNOVACIÓN


Los entes reguladores en la región tomaron prestadas ideas del esquema de open banking europeo con el objetivo de favorecer a la inclusión financiera y romper con el esquema monopólico de la banca tradicional.


En México y Brasil, entre otros, las nuevas regulaciones apuntaron a disminuir las barreras de entrada al sector financiero para que los nuevos jugadores provenientes de la industria tecnológica puedan ser aprobados para otorgar créditos y poder registrarse como entidades bancarias.


Además, los bancos centrales también capitalizaron la gran adopción de dispositivos móviles para implementar nuevos esquemas de pagos digitales, y así reducir el porcentaje de efectivo en circulación y contribuir aún más a la formalización de la economía.

CRECIMIENTO DEL MERCADO Y CONTINUIDAD DE LA INVERSIÓN EXTRANJERA


2019 vio únicamente 78 inversores y 128 fintechs recolectando inversión. Luego del pico alcanzado en 2018, un retroceso no ha de sorprender considerando, por ejemplo, la incertidumbre política al rededor de las nuevas administraciones en Brasil y México, así como también la hiperinflación en Venezuela, entre otros factores.


Otra vez, los acuerdos y la financiación en LatAm vieron un nuevo récord en 2019, apuntando a que los inversores comprometidos están infravalorados. Además, proyecciones económicas favorables renovaron el optimismo del consumidor así como también reservas de capital de fondos enfocados al continente, como el fondo tecnológico de $5 mil millones de dólares de Softbank para la región, posicionan al sector para continuar con el crecimiento en 2020.


Mirando al futuro, vemos que las nuevas tecnologías de alto impacto, las regulaciones flexibles y la inversión extranjera en el sector privado serán la clave para impulsar el crecimiento de las Fintechs en América Latina.


Desde Rocket Lab, trabajamos con este tipo de compañías para ayudarlas en la difícil tarea de continuar con su crecimiento mediante la adquisición y retención de usuarios. Nuestra experiencia, compromiso y nuestro modelo de compra de bajo riesgo (Costo por acción dentro la app) nos hacen una opción muy valiosa para crecer de forma rápida y eficiente.